¿Qué es el agua invisible? ¿Cómo podemos ahorrarla?

Alrededor del 90% del agua que consumimos se utiliza para producir alimentos. Por lo tanto, son importantes unos sistemas de producción agrícolas adecuados y una buena elección de productos por parte de los consumidores. El agua invisible utilizada en el proceso de producción de un bien cualquiera (agrícola, alimenticio o industrial) se denomina “huella hídrica”.

Según datos de la Red de la Huella Hídrica (Water Footprint Network), para producir un kilo de legumbres se necesitan de media unos 3000 litros. Un kilo de ternera requiere de 15 000 litros, pues hay que contabilizar la cantidad de agua que ha bebido el animal, el forraje que ha comido y los servicios que ha necesitado a lo largo de su vida (limpieza, veterinaria).

¿Qué podemos hacer?

Existen una gran variedad de acciones que se pueden llevar a cabo para optimizar el consumo de agua. Algunas de las que a nosotros nos parecen más interesantes son las siguientes:

  • Reducir la cantidad de alimentos desperdiciados. ¡La comida no se tira!
  • Optimizar el agua del hogar. Instalando un descalcificador elimina la cal de las tuberías y el coste de agua correspondiente. Otra opción es usar cabezales de ducha de bajo flujo.
  • ¡No al agua embotellada! En 2006, se requirió el equivalente a más de 17 millones de barriles de petróleo para producir el plástico del agua embotellada en Estados Unidos.
  • Ser eficientes. Comprar productos energéticamente eficientes (con etiqueta Energy Star) cuando reemplace electrodomésticos antiguos.

Puede consultar la noticia completa aquí

No Comments

Post A Comment